martes, 6 de marzo de 2007

Sima de la Mujer



Aquí recupero una antigua foto realizada durante el puente del 1º de Mayo de 1972 en el Torcal de Antequera. !Hace la friolera de 35 años! En ella estoy topografiando esta sima con un clinómetro, antiguo aparato con el que se medía los grados de pendiente de las galerías.
Recuerdo unos días con un tiempo metido en lluvia y niebla. Las tiendas se mojaban por dentro de lo viejas que estaban... Una noche un grupo de vacas invadió la dolina en que acampábamos (hoy día el parking) y nos las pisotearon. Así que a la noche siguiente metímos piedra de carburo en unas latas que pusimos en las esquinas de nuestras tiendas, echamos agua y les prendimos fuego!. Así pudimos dormir toda la noche!!.
De los compañeros, estaban Federico Ramirez, Antonio Morales, Juan Luis Bellido, mi hermano Manolo Wallace, Papá Búho... Si alguno de los que estuvisteis allí esos días tenéis fotos ó algún comentario que hacer.. !adelante!

4 comentarios:

Havi dijo...

Hola Manolo. Cuanto habrá llovido, ahora, desde la SESEA Antequerana estamos reinstalando algunas simillas del Torcal, hemos descubierto dos nuevas cavidades y esto es, como siempre... suma y sigue. Me he reido mucho con el artículo y es que han cambiado tantos las cosas desde entonces, aunque, como siempre, la espeleo sigue siendo igual de dura a la vez que apasionante. Un recuerdo. Javi

Susana Maldonado dijo...

Hola Loreto! Soy Oñi. Tu pagina esta bastante bien. Es bueno recordar aquellos tiempos. Creo que el nº 8 se llamaba Emilio, y el nº 10 Adrian Van Sid, o algo asi, era un chico holandes que estuvo en nuestro grupo. Saludos.

Manuel Wallace Moreno dijo...

Bueno, ya lo creo que recuerdo ese puente del primero de Mayo del 72; llegué a lo alto del Torcal en un ciclomotor mobillette que tenía por entonces; algunos no se lo creían. Al día siguiente hacía un frío de perros. Como empezó a llover, ya lo ha dicho Loreto, al final nos refugiamos en el Refugio que allí había; nos dejaron la llave para pasar la noche. Pero Loreto, Bellido, Rafael Ternero y Cornax se fueron a la Sima Azul. Lo que sucedió después fue la leche. Creo recordar que la cuerda de seguridad se le cayó a Cornax hasta el fondo del primer pozo; él quiso regresar al refugio para buscar ayuda y se perdió (era de noche y había una niebla intensa); pasó toda la noche perdido. Los demás pasamos una noche magnífica en el refugio. A la mañana siguiente apareció Cornax con el rostro descompuesto (no era para menos, toda la noche perdido). Nos contó lo que había paado y nos fuimos a Sima Azul al rescate. Los que se quedaron allí pasaron una noche de frio inenarrable.

Por cierto, un mes depués, subí con la mobillette al refugio de Los Quejigales, hoy Rodriguez de la Fuente.

Loreto Wallace Moreno dijo...

Completando la información de mi hermano Manolo, lo que pasó con la cuerda de seguridad fué lo siguiente: Cornax había permanecido toda la noche con la carburera encendida en la boca de la sima, asi que cuando llegamos al pié del pozo, a las tres de la madrugada, se encontraba sin luz por haberse agotado el carburo.A oscuras intento arrojarnos la cuerda para hacernos la seguridad, pero se quedaba enganchada en las paredes del pozo. como estábamos muy cansados, no nos atrevimos a subir sin seguridad, así que le dijimos que fuera a avisar a Federico Ramirez para solucionar el problema. En el fondo del pozo tuvimos que esperar a oscuras, para economizar carburo, hasta las 8 y media de la mañana en que llegaron al rescate. El resto lo ha contado mi hermano. La noche de frío, apretujados los tres con los monos chorreando, fué inenarrable. Para recordar mucho tiempo...