miércoles, 29 de julio de 2015

IV CAMPAMENTO NACIONAL DE ESPELEOLOGIA 1971



Cartel realizado por Enrique Arias, que no se llegó a publicar (original en mi archivo)
Aquella mañana del 10 de agosto de 1.971 tres espeleólogos del recién creado Ges de Málaga tomamos el tren que se dirigía a Madrid y que tenía parada en el nudo ferroviario de Bobadilla, término de Antequera. Allí había que hacer “trasbordo” al TER (Tren Español Rápido) que, procedente de Granada  se dirigía hacia Algeciras, parando en la estación de Benaoján, nuestro lugar de destino.  
Foto tomada de la Wikipedia. https://es.wikipedia.org/wiki/Serie_597_de_Renfe
 Habíamos salido de Málaga a primera hora y no llegaríamos hasta las tres de la tarde. Y es que las comunicaciones entre los pueblos de nuestra provincia eran bien distintas a las de la actualidad. Ir a un pueblo de la Serranía de Ronda era como viajar al pasado.  Ibamos cargados con nuestras grandes mochilas atestadas con el equipo personal  de exploración y los enseres necesarios  para pasar 8 dias de acampada al aire libre: esterillas para el suelo, saco de dormir, bolsa de aseo, ropa de repuesto, ect ect. La falta de medios propios para desplazarnos en estos años, nos hacia utilizar los colectivos, con todos los inconvenientes de llevar la casa a cuestas.  
Pero todo se olvidaba cuando se llegaba a esos sitios  perdidos, llenos de ese encanto que dá la mezcla de dificultad de acceso con la sensación de sentirse en un mundo más salvaje e ignorado.
Montejaque 1.971 (foto Loreto Wallace)
Espeleólogos en las calles de Montejaque 1.971 (foto Loreto Wallace)

Montejaque 1971 (foto Loreto Wallace)  
En Montejaque 1.971
Ibamos a participar en este IV Campamento Nacional que se organizaba por cuarta vez en nuestro país.  Se le había dado el nombre de “Operación España-71”. En él participarían numerosos grupos de espeleología de nuestro país. El resto de nuestros compañeros  se encontraba allí desde el dia anterior. 
La decisión de que se organizara en esta zona se había madurado durante la Asamblea del Comité Regional Sur de Espeleología que se celebró en la ciudad de Priego de Córdoba durante los días 19 y 20 de setiembre de 1.970.  Hacia varios años que el CRSE estaba detrás de organizarlo, y se daba la circunstancia de que en ese año sólo lo habían solicitado los leoneses y los andaluces. Se estudiaron diversas zonas, como la Sierra de Segura, Alhama de Granada y la Sierra de Líbar con el atractivo del Complejo Hundidero-Gato, prácticamente inexplorado, ya que sólo había sido cruzado una vez por espeleólogos.
Este primer cruce se habia realizado en agosto de 1.970 por un grupo conjunto de espeleólogos catalanes y malagueños: el Sire –Collblanc y  el Grupo Geoespeleológico de Málaga: Antonio Flores y Antonio Galvez fueron los dos malagueños que hicieron esta primera travesía. Siguiendo textualmente el artículo que apareció en la Revista Geo y Bio Karst: “A las 16 horas del dia 7 de agosto se inició la exploración por la boca superior (Hundidero), saliendo el dia 10 a las 4 horas, con lo que la total travesía de la cavidad duró 60 horas, con dos vivacs, la temperatura era de unos 13ºC y la del agua de los numerosos lagos que se encuentran en su interior era de unos 10ºC, mientras que en el exterior era de 26ºC la temperatura ambiente”. (Nota 1)
Esto dá una idea de la complejidad que tenía en esos años afrontar la exploración de una cavidad de semejantes características. Las técnicas y el material con el que se contaba hacía que hubiera que realizar vivacs en su interior ya que el tiempo a invertir en su cruce era muy largo. Actualmente se cruza en unas 6 horas de media, frente a las 60 que invirtieron en esos ya lejanos años.
Se encarga a una Comisión que eleven un proyecto de trabajo  a la Asamblea Nacional que se celebrará en Diciembre de dicho año. En ella se aprueba la celebración del Campamento en esa sierra, y se encarga a los grupos Ges de Málaga y al Geos de Sevilla la tarea de estudiar la zona y buscar un emplazamiento para el campamento donde se acomodarán los espeleólogos.
Estos dos grupos eran los grandes conocedores de la zona. Trabajaban en ella desde hacia algunos años.

Prospección en Semana Santa Ges de Málaga- Geos de Sevilla:
 Así pues durante la Semana Santa de 1.971, bajo una constante lluvia, recorrimos la sierra acompañando a pastores que nos indicaban “pozos sin fin” que solamente ellos conocían.  El abrupto paisaje, las charlas con los lugareños, y ese sentimiento de encontrarnos en un lugar único, donde leyendas como La Sabina, esa mitad mujer-mitad ser subterráneo, te salían al paso, ó donde en cada recodo de las rocas no nos hubiera extrañado escuchar los cascos del caballo de algún bandolero en busca de su escondrijo… hizo de esos días un tiempo inolvidable.

IVCampamento Nacional 1971:
El Campamento se había emplazado a las afueras de Montejaque, al pié de la carreterita que bajaba a la estación de Benaoján. Un bello paraje donde se encontraban unas naves que sirvieron como comedor general para los acampados. Para los aseos se habían excavado unas trincheras con   unas mamparas por delante que aislaban escasamente. Para ducharse: el rio cercano. Tiempos espartanos en que los espeleólogos se adaptaban a las circunstancias.
Una zona del campamento.
Juan Alcalá-Zamora en segundo término con ? ante las tiendas.
 Durante los días 10 al 17 de Agosto, bajo un sol implacable, 53 espeleólogos y 22 acompañantes, convivieron en plena naturaleza y también disfrutaron de la vida de los pequeños pueblos de Benaoján y Montejaque. Y es que en estos dias se coincidió con  la Feria en Montejaque, por lo que se podían ver a los espeleólogos bailando en la plaza del pueblo al son de la orquestita al fin de la jornada espeleólogica.
Participaron espeleólogos del Comité Sur, Comité Gallego, Comité Canario, Comité Castellano Norte, Comité Valenciano, Comité Noroeste, y Comité Castellano Centro. Además representantes del Comité Nacional, entre los cuales se encontraba su presidente D. Alfonso Eraso.Todos ellos bajo la Presidencia de Honor de D. Francisco de la Torre Prados, Presidente de la Excma. Diputación de Málaga. Gran entusiasta del deporte, nos apoyó incondicionalmente, llegando a participar activamente en una jornada adentrándose en la Cueva del Gato hasta la Sala de las Dunas.
Espeleólogos en la estación de Benaoján, uno de los puntos de llegada para los participantes.

Participantes del Ges de Málaga (Loreto y Manolo Wallace Moreno)
Participantes de Sevilla, Málaga, Granada y Guadalajara.

A ambos lados, Enrique y Simon del Geos de Sevilla, y en medio Federico, con el banderin del campamento.
Mesa de trabajo en el Campamento.
Izqda a derecha: Espeleólogo con libreta,  Enrique  Arias, Federico Ramirez, Manolo Wallace y un espeleólogo de Guadalajara.

Vista general del pueblo en 1.971 (Foto: Loreto Wallace)
Momentos de charla y amistad.

En esos años la guitarra no podía faltar! (Foto: Loreto Wallace)
La tienda de los espeleologos de Guadalajara

Vista de la tienda del grupo de Guadalajara

Federico Ramirez(Málaga) y Jose Luis Cámara (Guadalajara)  Foto: Loreto Wallace

Antiguas naves donde se instaló el comedor.
Aquellos maravillosos Cuatro Latas que nos llevaban a todas partes...

Momentos de descanso en el Campamento. (Foto: loreto wallace)

Lugar de trabajo entre ladrillos y cascotes..

Preparando el carburo (Grupo de Guadalajara)

Bañándose en un arroyo cercano. (foto Loreto Wallace)



Durante los dias que duró el IV Campamento se realizaron numerosas actividades, destacando entre ellas el cruce de Hundidero-Gato por casi todos los espeleólogos participantes, y la realización de dos importantes topografías: la de dicho Complejo de Hundidero-Gato y la de la Cueva de la Pileta.
De Hundidero-Gato sólo existían algunos croquis y estudios muy parciales. Era por tanto imprescindible realizar la topografía de tan importante cavidad. Dicho trabajo fué llevado a cabo entre los diferentes grupos que realizaron su travesía. Asimismo se tomaron muestras de diversas especies encontradas para su posterior estudio, así como de los quiropteros capturados por la boca de Gato por el biólogo francés Ives Tupinier (Universidad de Lyon). Todos estos estudios están reseñados en el libro Operación España 71, que se publicó en 1.974 sobre este IV Campamento Nacional de Espeleología (Nota 2)
Otra cavidad plato fuerte de este Campamento, era la Cueva de la Pileta, cavidad declarada Monumento Nacional en 1.924, por el tesoro de pinturas rupestres que alberga y los restos de habitación prehistórica y los esqueletos con sus ajuares encontrados en ella. Abierta al público por la familia Bullón que se encargaba de enseñarla a cambio de “la voluntad” en esos años,  nos la había puesto a disposición de todos los espeleólogos en esos dias para realizar una topografía más exacta que el croquis que existía.
Se realizó dicho trabajo a lo largo de estos días, así como recogida de muestras de especies y realización de fotografías. 
Cortijo familia Bullón en 1.971 ( Foto: Loreto Wallace )
 Las facilidades que la familia Bullón otorgó a los espeleólogos, se tradujo en algunos penosos incidentes como fueron la rotura de algunas formaciones, pisada de El Jardín, pisada del Esqueleto en las Galería Bajas, algunos restos de carburo…todo ello queremos creer que involuntariamente y fruto de descuidos… pero que nos indica muy claramente que hay que tener un cierto control cuando se trata de proteger nuestro patrimonio.
Pasamos ahora a realizar un resumen de las actividades realizadas durante esos dias así como del material colectivo empleado. Todo ello está reseñado en el indicado libro Operación España 71 (ver nota 1), pero que debido a su descatalogación es muy dificil de acceder a él para el espeleólogo actual.
Material Colectivo:
Comprado para el Campamento:
-9 botes Kon-tiki -200
-250 m. de perlón de 9 mm.
-2 frenos Dressler
-35 mosquetones
-8 minigás
Aporta el Grupo Geos de Sevilla:
-          180 m. de escalas
-          140 m. de perlón de 9 mm
-          2 botes Kon-tiki -200
-          3 botes Kon-tiki -150
-          Aporta el Grupo G.E.S. de Málaga:
-          60 m. de escalas
-          40 m. de perlón de 9 mm.
-          2 botes Kon-tiki -200
-          2 autoseguros Jumar
-           
-          Aporta el Grupo 4P de Granada:
-          80 m.de escalas

Del Grupo Montañero de Jaén:
-40 m. de escalas
Entrada Cueva de la Pileta
 
Cueva-sima Geos


 
Antonio Gil bajando la Sima del Chapí

Sima Pozuelo

Sima Ventana

Cruce de Hundidero-Gato
 
Jose Antonio Berrocal bajando el primer lago en Hundidero-Gato.
La Gran Estalagmita (Cueva Hundidero-Gato)

Los Gours, en Hundidero-Gato

Lago 1.200 en Hundidero-Gato
Francisco de la Torre (izqda), en la Sala de las Dunas 
 
Cueva de la Pileta (Sima de las Grajas) equipo que topografió esta zona: Málaga Sevilla y Guadalajara, con Jose Antonio Bullon en la foto. (Foto: Javier Andrada Alsina) 


Loreto Wallace en La Pileta (Sima de las Grajas). Foto: Javier Andrada Alsina
 Actividades realizadas:
Dia 11 Agosto:
-Un equipo de 7 espeleólogos inicia la travesía de Hundidero-Gato (Comité Castellano Centro)
-Un equipo mixto de los Comités Canario y Sur, parte para 3 días a la Sierra de Líbar. La exploración y topografía de la Cueva del Chapí, es uno de los trabajos realizados.
-Otro equipo de 7 espeleólogos, tambien de los comités Sur y Canario, exploran y fotografían la Sima del Pozuelo.
-Un equipo del Castellano Norte y Castellano Centro exploró la Sima de Ventana.
-Un equipo del Comité Sur, con el francés Ives Tupinier, realizan prospecciones edn el macizo del Mure.
Dia 12 Agosto:
-Un equipo del Comité Sur y Comité Castellano Norte topografían parcialmente la Cueva de la Pileta.
-Otro equipo del Comité Valenciano realiza estudios fotográficos y arqueológicos en la Cueva de la Pileta.
-El equipo formado por los Comités Sur y Canario, topografían el primer sector de Hundidero.
-Otro equipo  de los mismos Comités anteriores, inicia la travesía del Complejo.
-Tres guías del Comité Sur acompañanal Excmo. Sr. D. Francisco de la Torre ala Cueva de Gato, donde hacen una penetración de 800 metros.
Dia 13 de agosto:
-El equipo de topografía del Comité Castellano Norte prosigue sus trabajos en la Cueva de la Pileta.
-Un equipo del Comité Regional Sur inicia la travesía de Hundidero-Gato.
-Otro equipo del anterior Comité, realiza estudios biológicos en Gato.
-Miembros de los Comités  Gallego y Valenciano, exploran la Cueva de la Higuereta.
Dia 14 de Agosto:
-Un equipo del Comité  Castellano Centro y Comité Regional Sur, topografía y visita  el estrato inferior de La Pileta (Sima de las Grajas)
-A la Cueva-sima Geos se desplazan para topografiarla miembros de los Comités Gallego, Noroeste y Sur.
-Un equipo formado por Eraso, Vicente Sierra, Felix M. Sorli, Juan Alcalá-Zamora y Enrique Arias realizan la travesía de Hundidero-Gato en 6,30 horas.
Dia 15 de Agosto:
-Dia de descanso.
Dia 16 de Agosto:
-Un equipo de espeleologos del Comité Regional Sur, descubre y explora la Cueva de los Cangrejos.
-Miembros del Comité Valenciano, Asturiano, Gallego y Sur, realizan la última travesía de Hundidero-Gato para retirar el material.
- Es completada la topografía de la Cueva de la Pileta.
-Un equipo del Comité Regional Sur, desciende a la Gran Sima de la Pileta para topografiarla. Colaboran miembros del Comité Castellano Centro.
Dia 17 de Agosto:
-Comida de clausura. Actos en el Ayuntamiento de Montejaque con la participación de autoridades municipales y miembros del campamento.
-Proyección de la película “ La Cueva de la Pileta”. Esta película muestra todas las pinturas que se encuentran en buen estado y en el orden en que se visita la cueva, y alternando con vistas de ella.
Dia 18 de Agosto:
-Se realiza la XI Asamblea Nacional de Espeleología en los locales de las escuelas inmediatas al Tele-club de Montejaque, iniciándose a las 9 horas y 4´ con la participación de los representantes de los diferentes Comités Regionales. Uno de los temas más importantes que se tratan es el del proyecto de contitución de una Federación de Espeleología ( hasta la fecha nuestro deporte estaba encuadrado dentro de la Federación de Montaña), dependiendo de ella a todos los efectos. Por lo tanto se propone una redacción definitiva de nuestros Estatutos, con vistas a esa futura federación. 

En resumen, unos dias de convivencia con espeleólogos venidos de muy distintas provincias, realizando ese deporte tan ignorado de la "espeleología" palabra que hoy día aún no sabe deletrear gran parte del mundo.

Banderín y chapita acreditativa.

Portada del libro

Nota 1: Revista Geo y Bio KARST nº 29: Exploraciones en Cstellón, Teruel y Málaga. Por SIRE-COLLBLANC pp 9 (759)-11 (781)

Nota 2: Operación España 71 : IV Campamento Nacional de Espeleologia. Montejaque-Benaoján (Malaga).  Imprenta Málaga, 1974

Fotos: Archivo personal de Loreto Wallace, Jose Antonio Berrocal,  y tomadas del Libro Operacion España -71

martes, 17 de marzo de 2015

LA CUEVA DEL TORO: UN BASURERO SUBTERRANEO


Grupo participante.

¿Qué les pasa a los “visitantes de cavidades”? Parece que confunden cavidad = sitio donde desprenderse de su basura.
El pasado domingo, nos fuimos Paco Crespo, Cristina Perez, Carmen Crespo, Paula Casado, Heidi Angel y Loreto Wallace, del Club Ges de la Sem,  a esta cavidad, con la idea de ensayar un nuevo método de topografía a base de Tablet y teléfono mobil, mediante el programa Topodroip.

Elegimos una cavidad pequeña, cerca de Málaga: La Cueva del Toro, situada en la Sierra Llana, por encima de Torremolinos. A ella se accede siguiendo un sendero que parte del area recreativa de Los Manantiales. 
Camino de la cueva.

Esta cavidad era muy conocida de los espeleólogos malagueños en los años setenta, siendo muy utilizada como lugar de escuela por los principiantes debido a su facilidad de acceso y de exploración. Yo la visité en esos años y recuerdo una pequeña cueva, con muy pocas formaciones, pero muchos murciélagos y sin huellas del paso de los humanos. ¡Nada más lejos de lo que nos íbamos a encontrar!
Con un día primaveral, de los que son frecuentes en estas fechas, partimos hacia los Manantiales, donde pudimos comprobar cómo numerosas familias habían tenido la idea de ir a pasar el día entre los pinos haciendo barbacoas.
Sin embargo, nuestra finalidad era muy diferente: meternos bajo tierra y dejar el sol primaveral en la superficie. A veces, la tentación en estos días de pasear por las olorosas sierras es demasiado grande! En el corto camino que nos lleva a la cueva, tenemos la ocasión de disfrutar del olor del tomillo, del romero, de la lavanda… todo un lujo que la Naturaleza nos regala.
La entrada a la cueva está cerrada con una gran reja, pero ya han roto parte del cemento que la ancla, dejando un boquete suficiente para que una persona pueda colarse por él.
Este sistema de proteger las cavidades no es mala idea, el problema es que no se suelen cerrar intentando conservar el entorno, y normalmente suelen ser una incongruencia en medio del paisaje. Las diferentes fotos, de antes y ahora, es suficiente para comprobarlo.
Entrada a la cueva a finales de los años sesenta.

Entrada actual a la cavidad.

La sala de entrada nos recibe con un gran estercolero: botellas de cristal rotas, latas de bebidas, pilas, mecheros, linternas, trozos de cordeles, papel de aluminio, plástico, restos de carcasas de pasta de finalidad ignorada… en fin, la suma sería infinita.
Esa basura nos acompañará a lo largo de toda la cavidad, por el tubo a presión, muy estrecho, que desemboca sobre la cabecera del pozo, y por el que descendemos con el peligro de cortarnos con los restos de cristales, o de coger el tifus exantemático por lo menos….
Sin palabras.

Pero el “contenedor principal” lo vamos a encontrar al fondo del pozo! Yo creo, que los 15 metros de desnivel ya no lo son. ¡ La acumulación allí de basura está haciendo que disminuya su profundidad!
La Ecología es una palabra que está hoy en boca de todos:  Cuidemos nuestros bosques, cuidemos nuestras ciudades, nuestras montañas… Sin embargo echo en falta un “Cuidemos nuestras cuevas”. Este mundo ignorado por la mayoría, que últimamente está siendo finalidad de muchas personas de ir a pasar un rato excitante, está siendo el gran perdedor. 
Otro de los numerosos rincones llenos de basuras.
Entrada a la cavidad.
Bajando al pozo final. Una gruesa maroma podemos observar. 
Gruesa soga con nudos utilizada para bajar el pozo.
Pocas formaciones quedan en esta cueva arrasada.
Preciosa foto con las niñas que nos acompañaban.

Nosotros, los espeleólogos, que amamos y protegemos nuestras cavidades, que empleamos una gran parte de nuestro tiempo libre en estudiarlas y explorarlas, estamos asistiendo a la destrucción inexorable de gran número de ellas.
Cuando muere una cavidad, muere también una parte de nuestro patrimonio natural, al que le debemos el poder estar vivos en nuestro planeta. 
Hace unas semanas estuvimos en la cercana Cueva de la Higuera y sacamos de allí 12 sacas grandes de basura. En esta cueva por lo menos harán falta 40 sacas para dejarla como siempre debió de estar.
Su leyenda:
A unos cincuenta metros de la entrada, se encuentra una sala de medianas dimensiones en cuyo extremo existe una gran colada estalagmitica cuyo frontal se asemeja a la figura de un toro siempre que hagamos un esfuerzo de imaginación.   Pues bien, sobre esta cueva existe la leyenda que de ella parte un pasadizo que conduce hasta el mar y por el que un grupo de moriscos rebeldes logró huir a través de él, para tomar una embarcación que les esperaba en la playa y asi huir a su país.
En la huida no pudieron llevarse con ellos el fabuloso tesoro que poseían por lo que debieron esconderlo en la propia cueva con la intención de recuperarlo posteriormente. Así reza el dicho popular: “Detrás del toro está el tesoro”.
La nota simpática de esta salida fue que Carmen Crespo encontró una moneda de dos euros bajando el pozo de entrada!  Sería parte del tesoro?...

Carmen y Paula con el "tesoro" encontrado.
Playa de Los Alamos, Torremolinos.
Para quitarnos el mal sabor de boca, terminamos el dia en la playa, disfrutando del sol y las niñas haciendo un castillo de arena. 
Plano de la cueva del Club Mainake