lunes, 4 de junio de 2007

Antonio Galvez Pacheco


Con él comienzo esta nueva etiqueta, y no lo hago al azar. Indudablemente Antonio fué y es "el maestro" de la espeleología en Málaga. Desde finales de los años cincuenta se dedicó por entero en su tiempo libre a la práctica y enseñanza de nuestro deporte. Supo comunicar y descubrir a muchos jóvenes los misterios del mundo subterráneo, y a algunos los enganchó de tal manera que aún hoy día siguen plenamente activos en la espeleología.
Cuevas como La Higuera, El Tesorillo, Excéntricas, El Toro, fueron lugares de escuela para muchos de nosotros. ¿Y qué decir de las Sima de Manilva y la Cueva de Manilva? La exploración de ambas marcó un hito en la historia del Grupo Geoespeleológico al que entonces pertenecían. Por ello he traído aquí una foto de Antonio tomada en la la Cueva de Manilva en Abril de 1.97o.
Entusiasta arqueólogo, es un gran conocedor de la prehistoria de nuestra provincia, habiendo participado en los estudios de muchas de ellas. Una de las más conocidas es la Cueva de Ardales (ó Doña Trinidad) donde colaboró en el estudio y copia de sus pinturas y grabados.
En 1975 participó en la Campaña de Sima GESM, durante la cual se alcanzaron los -646 mts. de profundidad.
Aunque personalmente no he tenido el placer de coincidir con él en la exploración de alguna cavidad, sí conozco su elegancia y buen hacer a la hora de tratar a sus compañeros. Actualmente es Vicepresidente Técnico de la Federación Andaluza de Espeleologia y uno de los pocos que poseen el Escudo de Oro de la Sociedad Excursionista Malagueña. !Antonio, chapeau!

2 comentarios:

Berrocal dijo...

Antonio Gálvez comenzó la práctica espeleológica en 1958 y desde entonces continua vinculado a esta pasión.
Desde principios de los años 60 permaneció al frente de los grupos del Instituto de Formación Profesional de Málaga y del Grupo Geoespeleologico. Hoy continúa como miembro del GES de la SEM.

Manuel Wallace Moreno dijo...

Conocí a Antonio Gálvez a mediados del mes de Noviembre del año 1970; me lo presentó Federico Ramírez Trillo en los locales de la callle Tejón y Rodriguez; y digo lo mismo quwe mi hermana, que no he tenido la oportunidad de entrar en una cueva con él; parece mentira pero es así. Un abrazo, Antonio