viernes, 29 de junio de 2007

Buscando Sima Honda (1 junio 1.972)







Sima Gesm fué una consecuencia de la búsqueda de Sima Honda. Por ello al principio nuestros esfuerzos fueron dirigidos a descubrir el emplazamiento de esta sima de la que teníamos noticias desde la 1ª entrada en esta sierra. Este dia habíamos quedado con Pedro Flores, el guarda del Repetidor de Radio Ronda, en la Sierra de las Nieves. El nos iba a servir de guía para la ocasión. El grupo lo formábamos Antonio Galvez, Rafael Gutierrez Ternero, Antonio Bueno, mi hermano Manolo Wallace y yo.



La subida por la antigua carretera de San Pedro a Ronda, llena de curvas y tan estrecha que apenas permitía el cruce de dos vehículos, llevaba su tiempo, así que tuvimos que salir de Málaga a las 5,3o de la mañana en el coche de Antonio Galvez. Mi hermano partió en su moto una hora antes.



A las 8 de la mañana ya estábamos en el Repetidor. Pedro Flores no podía abandonar su trabajo hasta las 11, así que emprendimos la subida hacia el Puerto de los Pilones donde quedamos en esperarlo. En ese tiempo no existia el camino que se abrió más tarde para permitir la subida de los vehículos contra incendios. Tampoco habiamos descubierto la Cañada del Cuerno. así que ascendimos monte a través hasta llegar al puerto. Allí esperamos junto a un gran pluviómetro para el control de las lluvias en la sierra. Pronto se nos reunió Pedro Flores con su perro "Urtain".



Pateamos la sierra hasta llegar a los abrevaderos que hay al pié del Torrecilla. No logramos localizar la nombrada sima, pero sí dos pequeños pozos: La sima de la Nieve (tenía un gran bloque de hielo en su fondo), y la Sima del Campanario .




En nuestro regreso Pedro nos llevó por la bellísima Cañada del Cuerno, cruzando el bosque de Pinsapos. Era la primera vez que veíamos estos ejemplares. Llegamos al Cortijo de los Quejigales, donde conocimos al señor Vicente, que vivía allí solo. Medio ciego y con su eterno pitillo de liar en la comisura de la boca, nos pareció todo un personaje. Este hombre sí conocía el lugar exacto de Sima Honda. Así que acordamos hacer una nueva visita a estos parajes en breve. Y así fué.

2 comentarios:

Pilar dijo...

¡Toda una aventura! ... y ahí comenzó esa "apasionada relación" que tiene Manolo con los Pinsapos ...

Manuel Wallace Moreno dijo...

Hay dos cosas que recuerdo de este día: una el calor que hacía y el sol tan intenso que me quemó parte del cuello y la cara. Otra, que para que pudiéramos ir más, yo subí hasta el entonces refugio Los Quejigales en ¡una mobillette!. Posteriormente repetiría esta subida en una Derbi de 50 cc y en mi Bultaco Junior de 125 cc.