miércoles, 2 de noviembre de 2011

Espeleo en Burgos (29 setiembre a 5 octubre 2011)


Participantes:

Del Ges de la Sem:
Heidi Angel
Loreto Wallace Moreno
Carmen Rodriguez Caña
Andres Muñoz Ramirez
Juan Villamor

Del Ges de Malaga:
Maria Jesus

Del Club Adema:
Carolina Ruiz Bullen

Del Club Elfo de Murcia:
Maria José

Del Club de Nerja:
José Enrique Ramirez

Desde hacia casi un año, yo había estado en contacto con Roberto García, del Espeleofoto.com, para realizar alguna actividad en su tierra de Burgos. Al fin se había ido concretando la salida, y durante el pasado Espeleo-forum en Marbella ultimamos los detalles para subir a hacer espeleo en tierras castellanas.
Cargando la furgoneta en Málaga.

Las cuevas visitadas han sido las siguientes: La Cubada Grande, Fuentemolinos, Piscarciano y Covanegra. Todas ellas grandes cavidades, y la primera de la Cubada uno de los grandes abismos de Burgos, ya que se han alcanzado en ella los -400 mts. de profundidad.

Además hicimos algo de turismo, como la visita a las Minas de Manganeso de Puras de Villafranca, la ida al Pozo Azul, y visitar los preciosos pueblos de Orbaneja del Castillo y Puentedey con su roca horadada por donde pasa el río Nela. Así que no desaprovechamos ni un solo día.
De turismo en Puras de Villfranca.
Visitando sus minas de manganeso.

La acogida de nuestros guías, Roberto Garcia y de Lorenzo Saez (del Club Niphargus), ha sido digna de todo elogio, ya que se desvivieron por nosotros, acompañándonos éste último hasta en nuestro dia de turismo.! Nuestros guias Lorenzo Saez y Roberto Garcia


Ahora paso a reseñar las diferentes cuevas que visitamos.

La Cueva de Fuentemolinos:
Se abre su boca en el pueblo de Puras de Villafranca, en el Monte de la Cuesta. Su peculiaridad es que está excavada en conglomerados calizos llamados “pudingas”. A esta visita fueron nuestros guias Roberto Garcia y Lorenzo Saez. Fue explorada por primera vez en 1.959 por Felix Ruiz de Arcaute, quien realizó la primera topografía junto a J.L. Puente. Hasta 1.975 no se retomaron los trabajos en ella por el Grupo Niphargus. Actualmente se han topografiado 4.086 mts. de galerías. Ocupa el quinto puesto en el mundo cuevas excavadas en conglomerados calizos.
Subiendo a la entrada de Fuentemolinos
Penetramos en la cavidad a través de una estrecha gatera “de la Concejala” que enlaza al rio a través de una repisa. El rio, activo, sale al exterior por una boca inferior a corta distancia de la entrada a la gatera. A grandes rasgos, la cueva comprende una galería de amplias dimensiones por donde corre el río subterráneo, y dos pisos superiores a unos 15 ó 20 metros de altura sobre el curso principal. En el tercer piso es donde se hallan las formaciones más espectaculares de la cavidad, sobre todo en la zona “del Lago”, en la que no dábamos abasto a mirar tantas maravillas: excéntricas, coladas, aragonitos, estalactitas rizadas, gours tapizados de microformaciones, diferentes colores como el amarillo-anaranjado debido a las sales de manganeso… ect ect … una cavidad para emborracharse de su belleza. Estuvimos seis horas dentro de la cueva, y hubiéramos podido seguir dentro días enteros sin llegar a ver todo aquel paraíso por completo.
En el nivel inferior de Fuentemolinos, por donde corre el rio subterráneo.
Diferentes rincones de esta interesante cavidad.
Saliendo de Fuentemolinos.
Albergue de Espinosa de los Monteros

Sistema de la Cubada Grande:
Con sus 7.569 mts. de desarrollo horizontal y -400 mts. de profundidad, se sitúa esta sima en la tercera profundidad burgalesa. Se abre en los “Montes Valnera” en la Cordillera Cantábrica, cerca del pueblo de Espinosa de los Monteros. Es lo que se denomina una cavidad de “alta montaña”,- su boca se abre a 1.610 m.s.n.m.-, y su baja temperatura, alrededor de los 5 º. Esta cavidad fue explorada en los años 80 por el Grupo Edelweis, siendo Roberto Garcia uno de los que trabajó en ella. Para llegar a ella se atraviesan unos preciosos bosques de haya que en estas fechas presentan el color del otoño. Grandes sumideros y dolinas se perciben a través de los suelos cubiertos de hojas y restos vegetales. Roberto nos dice que estos montes están huecos por dentro.
Para su bajada, Roberto viene acompañado por tres miembros del Club F.U.E. (Felix Ugarte Elkartea) de Bizkaia: Ainara, Emilio y Sabino.
Hacia La Cubada Grande cruzando el bosque de Hayas
Preparandonos para entrar a La Cubada.
Entrando a La Cubada por el CM-20
La entrada se hace por el pozo CM-20, que tras salvar dos desniveles de 9 y 12 mts., desemboca en un pozo de -50 mts. de grandes dimensiones, ó bien se puede hacer el descenso por otro de -31 mts. que baja pegado a la pared.
De esta manera se entra al sistema sin tener que descender por el Pozo Llanero de -101 mts. que fue la primera entrada descubierta en 1.984 y que lleva el nombre con el que era conocido Luis Garcia Martin “el Llanero”, su descubridor.
Bajando el pozo de 54 metros, de grandes dimensiones.

Una vez descendido los pozos por la entrada CM-20 se llega al gran cañón conocido como la Galería de los Ahivá, por ser ésa la expresión que usaron los espeleólogos la primera vez que llegaron a él.
Una de las zonas más impresionantes de la cavidad es la sala recubierta de cristales de “dientes de perro”. En general tiene pocas formaciones y lo más destacado son sus impresionantes dimensiones, con grandes bloques de tamaño descomunal.
Las increibles formaciones de "dientes de perro".
Se entró a la cavidad sobre la una del mediodía y hasta las diez de la noche no se regresó a los coches.

Cueva de Piscarciano:
Para entrar a esta cueva hay que trasladarse al pueblo de Soncillo, lugar donde pasaremos dos días en su albergue.
Esta cueva se le llama “del Barro”, y pronto vamos a comprobar el por qué. Esta cavidad tiene tres bocas de entrada: Vacas-Arenas-Piscarciano. Nosotros entraremos por ésta última, que es la que conecta a la zona principal, con las dimensiones más amplias. En épocas de fuertes lluvias el agua se precipita por su amplia boca haciéndola inaccesible. Tuvimos ocasión de comprobar el alto nivel marcado en la pared que alcanzan las aguas.
La zona se denomina Hoz de Arreba. La boca de Piscarciano se halla oculta entre la maleza.
Esta vez nos acompañan del club Niphargus, además de Lorenzo Saez, Carlos del Val, Maria José (presidenta del club ) y Marta.
Preparativos antes de entrar a la cavidad.
Piscarciano fue en los años setenta la tercera cueva más grande de España, después de Ojo Guareña y la Piedra de San Martin. En el año 1.974 el Ges de Málaga ( J.A. Berrocal y yo misma) participó en su exploración y topografía, y en el año 1.987 el Ges de la Sem colaboró de nuevo en la revisión de su topografía y en el descubrimiento de la galería colgada “Sueños de Icaro”. Así pues, es una cavidad que está ligada desde antiguo a nuestro club.
La amplia galería de entrada por Piscarciano, está con abundante barro, hasta el punto que nos clavamos en él hasta las rodillas. No recordaba tanto cuando estuve en 1.974. Visitamos el eje principal de la cueva, donde se encuentran las salas más espectaculares: Sala Alcoy, Galeria de la Excavadora, Balcón del Diablo, Laberinto de los balcones, Sifón Terminal, Sala Carolina…
Gran Colada estalagmitica en la Sala Carolina
Bajando el Balcón del Diablo
Galeria de la Excavadora
Sifón Terminal de Piscarciano
Barro para dar y regalar.
La Cueva se caracteriza por una morfología claramente horizontal: menos 20 mts. respecto a la boca de entrada en la zona del sifón terminal, y más 60/80 mts en las zonas fósiles.
Piscarciano es un sistema de origen freático, que en épocas de lluvias intensas se llega a inundar su amplia Hoya de entrada, ya que el sistema no tiene capacidad de drenaje suficiente debido al sustrato arcilloso sobre el que se asienta.
La Danza del Barro!! a la salida de la cueva.
Lavándonos de noche en el rio, a la salida de Piscarciano.

Tal fue la cantidad de barro, que al dia siguiente nos dedicamos toda la mañana en el albergue a limpiar nuestros equipos.
Lavando el material en el albergue de Soncillo.

Lorenzo decide quedarse con nosotros en el albergue y al dia siguiente nos servirá de guía por la provincia de Burgos. Visitaremos Orbaneja del Castillo, precioso pueblecito enclavado en el Cañón del Ebro. Desde él se divisan las espectaculares paredes del cañón. Al pié de ellas, en un lugar desde el que tenemos la vista del pueblo a nuestros pies, iremos a tomarnos los restos de comida que aun nos queda y que habíamos comprado para el viaje.
Comiendo al pie de las paredes sobre la Cueva del Agua.
Orbaneja del Castillo, con el Cañón del rio Ebro y sus impresionantes paredes.
Otra vista de Orbaneja del Castillo
Cueva del Agua
Las chicas de la expedición delante de la Cueva del Agua.
La surgencia de la Cueva del Agua en pleno funcionamiento en Octubre 2010 (foto de Lorenzo Saez)
Y el mismo sitio, tal y como lo hemos visto. !Que diferencia!

En Orbaneja se halla la Cueva del Agua, que es una surgencia que abastece de agua al pueblo.

Desde allí nos trasladaremos a Covanera, para visitar la surgencia archifamosa del Pozo Azul. Dejamos los coches y por un cómodo camino llegamos hasta la surgencia. Lo primero que te sorprende es el color de sus aguas: un bellísimo tono azul que hace honor a su nombre. Dan ganas de zambullirse en sus aguas, y eso es lo que hacen más de uno. Y no se limitan a bañarse, sino que los más atrevidos, con Juan a la cabeza, se tiran desde lo alto del cortado que circunda la surgencia.


Esta surgencia comenzó a bucearse en 1.964 por Joaquin Plana, del grupo Edelweiss. Hoy día se han rebasado los 10 kms. de desarrollo horizontal, planteando su exploración grandes problemas debido a su gran desarrollo y los grandes tiempos de descomprensión que ello conlleva para los buceadores.

Después de un buen rato allí, regresamos al pueblo a tomar un café y luego a Puentedey donde su alcalde nos iluminará el puente natural de roca para que lo fotografiemos durante un largo rato. Desde allí regresaremos a Soncillo, donde cenaremos todos juntos y despediremos a nuestro guía de lujo: Lorenzo Saez.
Silueta del puente de roca de Puentedey al atardecer.
Y Puentedey iluminado de noche-

Desde estas líneas, agradecerle tanto a él como a Roberto, los días que han pasado con nosotros sirviéndonos de guias en estas maravillosas cuevas burgalesas.
Lorenzo con Carolina y Maria José, en Covanera.

Al dia siguiente, ultimo para realizar actividades, se baja la Sima Covanegra, cercana al pueblo de Puentedey y Cubillos del Rojo. Se trata de una preciosa sima con un espectacular pozo de entrada en volado, de unos 31 mts. de profundidad que desemboca en la gran sala Niphargus de 120 x 40 mts., una de las mayores de la provincia de Burgos. La luz natural llega hasta ella, lo que hace una bajada digna de recordar. Continuando por la galería de mayor recorrido, se llega a varias salas de gran belleza como la Sala de las Hadas y la Sala de la Gran Colada. Esta sima también fue visitada en el año 1.974 por El Ges de Málaga (Berrocal y yó), que fuimos con un grupo de espeleólogos vallisoletanos.
Hacia Covanegra.
Preparativos en la boca de Covanegra.
Iniciando el descenso a la sima
Los dos puntos de luz de los frontales de los espeleologos, da idea del tamaño de esta gran sala.
Zona de laminador.


Esta vez, y sintiéndolo en el alma, no pude repetir la bajada ya que me quedé en el albergue con fiebre, debido a un fuerte catarro. Esa circunstancia fue aprovechada por mis compis para prepararme a la noche una cena sorpresa con motivo de mi cumpleaños.

Así que con apagada de luces y todo, a la hora del postre llegó la tarta y el champán y brindamos por nuestras salidas cueveras, pero sobre todo, por nuestra amistad. Es la parte más importante de nuestro deporte. Somos un equipo, cuando salimos de cuevas, por pequeña que ésta sea, siempre nos sentimos parte del grupo. Hasta en el hecho de pasarnos un petate de uno a otro, es un trabajo de equipo. Solos en una cueva somos pequeños… pero juntos nos sentimos fuertes y capaces.


La provincia de Burgos es un paraíso para el espeleólogo. Sus grandes cavidades de belleza inigualable, sus profundos y fríos abismos, sus torcas a cielo abierto… todo invita a ponerte el equipo y adentrarte en su mundo subterráneo. Sólo hemos conocido una pequeñísima parte de él, pero… ¿quién sabe?, quizás podamos volver más adelante.!

Fotografías realizadas durante el viaje por los participantes.

3 comentarios:

Espeleonosotrosdos dijo...

Fantástica crónica me ha encantado.

Jaime dijo...

Enhorabuena por la crónica, las pedazo de fotos, las actividades realizadas y..... por encima de todo, de ver a tanta buena gente "tos arrejuntaos".

Besos y abrazos

Jaime Vara

luis jorda dijo...

Caray que fin de semana mas completo, lastima que no pudiera acompañaros!!!

Hasta la proxima